Miguel León Portilla, un mexicano universal

Historiador, antropólogo y experto en filosofía náhuatl Miguel León-Portilla dejó este mundo el pasado 3 de octubre y México llora al hombre que dio voz a las culturas originarias de nuestro país.

El solemne Homenaje Nacional realizado en el Palacio de Bellas Artes parece insuficiente para un hombre de su estatura.

“Hoy México llora agradecido de su caminar por esta tierra, seguiremos honrando la flor de su palabra para que nos reconozcamos en nuestra compleja diversidad. Hoy nos queda reconocer y construir los caminos fértiles de la riqueza indígena para que nunca más sea una visión vencida”.

La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, enmarco así la partida del antropólogo.

Sobre el historiador, dijo: “destapó un cesto que se mantenía olvidado y lo puso sobre la mesa para entregarnos la cosmovisión filosófica, erótica y literata indígena, que seguirá ilustrando a las nuevas generaciones que hoy dialogan con el mundo”.

En su oportunidad, Gerardo Hierro, yerno de León-Portilla, relató un texto de Clementina Díaz y de Ovando –quien fuera amiga entrañable del historiador– al que agregó «Miguel, lloramos tu partida pero celebramos tu prolífica vida».

A su vez, Beatriz Gutiérrez Müller, presidenta honoraria del Consejo de la coordinación de Memoria Histórica y Cultural de México, ofreció el pésame a la familia León-Portilla y dio un agradecimiento al académico.

León-Portilla fue un estudioso incansable de la sabiduría y cosmovisión indígena, conocido como el último gran tlamatini -hombre sabio, en náhuatl– fue defensor de las culturas originarias de nuestro país, por ello, como parte del homenaje se ofreció un recital de poesía en mixe, mixteco, totonaco, náhuatl y zapoteco de parte de los poetas Juventino Gutiérrez, Nadia López García, Alejandra Cruz, Iván León y Víctor Cata.

La primera guardia de honor en el Palacio de Bellas Artes fue integrada por sus familiares: Ascensión “Chonita” Hernández, viuda del historiador; María Luisa “Mariza” León-Portilla, hija; Gerardo Hierro, yerno; Miguel Diego, nieto; Fabio Hierro, nieto; de Alejandra Frausto, secretaria de Cultura; Enrique Graue, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); Beatriz Gutiérrez Müller, presidenta honoraria del Consejo de la coordinación de Memoria Histórica y Cultural de México, y Diego Prieto, secretario técnico del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Se tuvo también la presencia de Lucina Jiménez, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, entre otros destacados miembros de la comunidad académica y cultural del país.

Una segunda ronda de poesía contó con la subsecretaría de Diversidad Cultural, Natalia Toledo, quien participó en zapoteco, Natalio Hernández en náhuatl, Celerina Patricia Sánchez en mixteco, Juan Gregorio en mazateco y Briceida Cuevas Cob en maya.

Miguel León-Portilla nació el 22 de febrero de 1926 en la ciudad de México. Por más de 60 años, el antropólogo, historiador, filólogo y filósofo se dedicó al estudio de los pueblos del México precolombino y moderno. Posicionó en el mundo a la literatura y filosofía mexicana con su vasta obra, como la Visión de los Vencidos (1959), Los antiguos mexicanos a través de sus crónicas y cantares (1961), El reverso de la Conquista (1964), Trece poetas del mundo azteca (1967), NezahualcóyotlPoesía y pensamiento (1972), Literaturas indígenas de México (1992) y Quince poetas del mundo náhuatl (1994), entre muchas otras.

El gran tlamatini falleció la noche del pasado 1 de octubre en la Ciudad de México, en coordinación con familiares, el Gobierno de México, a través de la Secretaría de Cultura y la UNAM le rinden este Homenaje Nacional. 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *